LA PINTURA MURAL PREHISPANICA EN MÉXICO

LA PINTURA MURAL PREHISPANICA EN MÉXICO
Ficha técnica
Editorial:
UNAM
ISBN:
Disponibilidad:
Consultar stock al 01-4225307

S/. 191,00

Introducción
Beatriz de la Fuente
Teotihuacán. Arquitectura, planos y perspectiva
Gerardo Ramírez
La Cronología de los murales de Atetelco
Rubén Cabrera
Cronologías comparativas de Teotihuacán
Catálogo
1.Ciudadela
Rubén Cabrera, ZAT, INAH
2. Zona 11. Gran Conjunto
Rubén Cabrera
3. Conjunto de los Edificios Superpuestos
Rubén Cabrera
4. Conjunto Plaza Oeste
Rubén Cabrera
5. Conjunto Plaza Este
Rubén Cabrera
6. Zona 5A. Conjunto del Sol
Beatriz de la Fuente, IIE, UNAM
6. bis. Basamento 1. Murales de la Casa de los Sacerdotes
Beatriz de la Fuente
7. Zona 3. Gran Puma
Beatriz de la Fuente
8. Zona 3. Plataformas 14, 15 y 15A
Beatriz de la Fuente
9. Zona 4. Animales Mitológicos
Beatriz de la Fuente
10. Zona 2. Templo de la Agricultura
Beatriz de la Fuente
11. Zona 2. Templo de los Caracoles Emplumados
Beatriz de la Fuente
12. Zona 2. Conjunto de los Jaguares
Beatriz de la Fuente
13. Zona 2. Conjunto del Quetzalpapálotl
Beatriz de la Fuente
14. Amanalco Barrio de las pinturas saqueadas: Techinantitla y Tlacuilapaxco
Rubén Cabrera
15. Tepantitla
Beatriz de la Fuente
16. Teopancaxco. Casa Barrios o del Alfarero
Rubén Cabrera
17. La Ventanilla 1992-1994
Rubén Cabrera
Sector 1
José Luis Mercado Zarza y Jorge Luis Martínez Moreno, ZAT, INAH
Sector 2
Román Padilla Rodríguez y Julio Ruiz Zuñiga, ZAT, INAH
Sector 3
Sergio Gómez Chavez y Eduardo Ramos Cruz, ZAT, INAH
Sector 4
Felipe Nava Rivera, ZAT, INAH
María Elena Ruiz Gallut, IIE, UNAM
18. Atetelco
Rubén Cabrera
19. Tetitla
Beatriz de la Fuente
20. Patios de Zacuala
Beatriz de la Fuente
21. Zacuala
Beatriz de la Fuente
22. Yayahuala
Beatriz de la Fuente
23. Oztoyahualco. Casa de las Águilas
Beatriz de la Fuente
24. Totómetla
Alberto Juárez Osnaya y Elizabeth Carmen Ávila Rivera, ZAT, INAH
Adenda 1. Los Murales Repatriados de la Colección Christensen, en Melbourne, Australia.
Alfonso Arellano Hernández
Adenda 2.Otros Murales
Lista de planos, figuras y láminas

Índice de nombres y lugaresEn la tranquilidad de su pequeño cubículo en el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, donde coordina desde 1990 el proyecto La pintura mural prehispánica en México, la investigadora emérita del Sistema Nacional de Investigadores, Premio Nacional de Ciencias y Artes 1989, cuenta a Proceso:
La pintura mural que cubría todos los edificios que hoy en ruinas conocemos de lo que fue Mesoamérica es un elemento muy frágil, se pierde rápidamente, una vez que les retiran la tierra empiezan a desaparecer; ha ocurrido en muchísimos casos porque precisamente el tiempo, el calor, la humedad, la lluvia, el frío, el polvo, el aire, ayudan a su deterioro muy rápido
En esta problemática se encuentra una de las razones que la impulsaron, hace 12 años, a establecer el proyecto de investigación que ha dado como resultado casi nueve tomos en los cuales se registra, estudia y analiza desde diferentes perspectivas científicas y sociales el acervo pictórico precolombino
Se han publicado ya los libros correspondientes a Teotihuacán y Bonampak, y el próximo jueves 11 de abril, a las 19:00 horas, en el Anfiteatro Simón Bolívar del Antiguo Colegio de San Ildefonso, presentará dos tomos del volumen Área Maya, a los cuales se sumará este año una edición más; con ella, asegura, queda cubierta en su totalidad la zona maya mexicana
Cuando la historiadora —única mujer miembro de El Colegio Nacional e integrante también de la Academia de Artes de México— dice lo anterior, no puede evitar un gesto que puede interpretarse como decirlo es fácil, dada la magnitud del área geográfica que ocuparon los mayas
Subraya que significa mucho trabajo y que sólo se incursionó en pinturas de la zona maya de Guatemala como una referencia, debido a que el proyecto de investigación y registro es muy costoso:
Aquí tenemos un convenio muy generoso con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para tener acceso a los sitios, poder muestrearlos, hacer los análisis físicos, químicos; realizar todo esto con otros países complicaría y encarecería el trabajo
Enumera entonces una serie de aspectos en los que deben invertir, como viajes de campo, material fotográfico y viáticos para el personal, que son muy altos Luego se detiene en su plática, reflexiona y se pregunta: Altos, ¿en comparación con qué?, al pensar en los tomos que ya registran casi 50% de las zonas geográficas incluidas al inicio del proyecto:
Creo que ello ha dado resultados concretos y objetivos, con éstos —dice señalando los dos nuevos tomos— tenemos seis libros; estamos por terminar la edición de otro maya y en el inicio del proceso editorial de dos sobre Oaxaca, posiblemente estos últimos no estén para este año, pero espero que para principios del próximo sí
Calcula la especialista que bien se completarán 12 o 13 tomos porque se prevé abarcar también la parte central de Veracruz, con zonas como El Tajín y la Huasteca; el Altiplano después de la caída de Teotihuacán, Cacaxtla, Tehuacán y el Templo Mayor
Reitera que el esfuerzo y trabajo que han significado ha sido enorme, y aunque hace un reconocimiento a los especialistas del INAH que participan en el proyecto, juzga que por su dificultad sólo podría realizarlo una institución como la UNAM
Se le pregunta entonces si el INAH no tendría capacidad Escuetamente responde que no sabría decirlo, para insistir en que el convenio firmado con el Instituto, responsable por ley de la salvaguarda del patrimonio arqueológico, es muy bueno porque la Universidad pone su trabajo y el INAH los permisos
Proyecto multidisciplinario
Autora de La escultura de Palenque, Escultura monumental olmeca, Escultura funeraria prehispánica, Las cabezas colosales olmecas y Peldaños en la conciencia: Rostros en la plástica prehispánica, entre otros libros, De la Fuente abordó el tema de la pintura cuando consideró que el de la escultura estaba por el momento agotado
Sabe que en realidad es también innagotable, pero decidió cambiar al descubrir el universo pictórico
—¿Es tan rico el patrimonio mural como el escultórico?
—No, el escultórico no sólo incluye la escultura en piedra, sino también en barro, que puede permanecer muchísimos siglos, y claro, hay jade, obsidiana, hay muchos materiales; la escultura se conserva mucho tiempo y la pintura, una vez descubierta por un arqueólogo, corre todo el riesgo de desaparecer
Sin duda piensa en todos los factores de orden natural que afectan la pintura, pero también en la inconsciencia y el vandalismo; sin embargo, se detiene y finalmente no se atreve a expresar ningún calificativo porque, dice, no quiere ofender o lastimar a nadie Manifiesta sólo su desazón y sorpresa:
Hay sitios donde es lamentable ver que encima de las pinturas hay graffitti, y hay algunos hechos con punzón con ganas verdaderamente de destruir
Lamenta la doctora De la Fuente la falta de respeto y educación para comprender la importancia de este frágil legado, que por otra parte se incrementa con nuevos descubrimientos
Por ello comenta que en alguna ocasión alguien le sugirió en broma que pusiera al final de los libros continuará, aludiendo a la interminable labor que representa su estudio
Narra la investigadora que cuando se inició el proyecto se propusieron solamente registrar los murales con una breve ficha y una fotografía Al darse cuenta de la riqueza de la pintura y de lo poco que se conocía, porque aunque se había publicado al respecto, no existía una visión de conjunto, tomó la decisión de contribuir a su preservación
Es un material maravilloso el que debió haber existido en los edificios con pintura mural, que eran prácticamente todos: los edificios ceremoniales, los grandes centros urbanos
El plan inicial fue creciendo al punto que ahora participan en él alrededor de 28 especialistas en diferentes áreas científicas y humanísticas, como astrofísica, biología, arquitectura, arqueología, historia, restauración y epigrafía Colaboran también alumnos destacados y becarios:
En ello se ve también el sentido universitario del proyecto, que no es de un grupo cerrado, está abierto a aquellos que reúnen las condiciones, desde luego, para ser en el futuro quienes dirijan este tipo de trabajo
Cada especialista desde su disciplina aporta algo al conocimiento Pone como ejemplo la relación que un arqueoastrónomo puede encontrar entre las pinturas y los acontecimientos de la bóveda celeste, o las aportaciones de biólogos y restauradores en la identificación de las técnicas pictóricas y la composición de los pigmentos
No diría que lo que obtenemos es una lectura absolutamente cierta, no tenemos fuentes históricas ni datos escritos, pero tenemos la fuente de comunicación que son las pinturas y con la congregación de estudiosos podemos aproximarnos de manera más certera a lo que fueron y significaron
El registro no es sólo una ficha y una imagen Se ofrecen detalles fotográficos de los murales, mapas para señalar su ubicación dentro de los edificios que los contienen, dibujos de los personajes y elementos plasmados para que los lectores puedan comprender mejor las pinturas
Con todo ello, opina De la Fuente, contribuyen a la conservación del patrimonio:
Porque las pinturas son frágiles, son deleznables, se acaban con el tiempo y la participación humana, las visitas de personas a los sitios con pintura mural las dañan muchísimo y eso se hace regularmente en todos lados
El quitar las pinturas murales de su sitio original también es un proceso delicado, y no siempre sugerido, entonces un modo de guardar lo que queda es a través de estas publicaciones y de los registros fotográficos que tenemos en nuestros archivos y de los cuales le damos siempre una parte al INAH
—¿Diría que es un arte predestinado a desaparecer?
—Yo diría que hay recursos para conservarlos, pero es tal la cantidad de cosas que tenemos que conservar en este país, que no nos alcanzaría todo el dinero del mundo: Es costoso el proceso de preservación
En ocasiones la UNAM ha colaborado también en dicho proceso Menciona De la Fuente que, por ejemplo, las investigaciones sobre las técnicas permiten saber que así como existió el famoso azul maya, hubo verde o amarillo mayas; eran colores orgánicos disueltos en un mucílago producido por un árbol de la región
Mediante estudios epigrafistas lograron identificar el nombre de uno de los autores de los murales de Bonampak:
Además aumentamos en un buen número, a lo mejor una veintena o más, a los personajes representados Se habían hecho estudios previos diciendo ‘son tantos’, ahora se encontró que existieron por lo menos otra veintena más de personajes
Así que hay muchas cosas nuevas que aquí están registradas: los libros sirven como testimonio de lo que se ve hoy, no lo que fue hace 100 años ni lo que va a pasar en el futuro, sino lo que se ve hoy Ése es, repito, el modo de guardar el patrimonio
Bandera de unidad nacional
—¿Hay alguna relación histórica entre la pintura mural prehispánica, la de los templos coloniales y el muralismo mexicano, o sería ficticio encontrarla?
—No, no creo que haya ninguna relación histórica más que la secuencial de cronología
Explica:
Todas las grandes culturas —y la prehispánica fue una gran cultura, llena de pueblos muy distintos y con diferentes vocaciones artísticas— se manifiestan a través de lo que llamamos las grandes artes visuales, que son arquitectura, escultura, pintura, así las llamamos nosotros, no sabemos cómo las hayan llamado ellos, pero se manifiestan en todos los pueblos: Grecia, Roma, Babilonia, Egipto
Igual en las siguientes épocas, añade la especialista, los artistas se han expresado dentro de las disciplinas de las artes puras; sólo que en el siglo XX, en el caso del muralismo mexicano, la pintura es aceptada como una de las actividades humanas, y sus creadores, Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, entre otros, ocupan un lugar de reconocimiento, de glorificación individual
No sabemos en el mundo antiguo cómo se les reconocía, pero no era desde luego ni con pagas ni con una situación social establecida, era un modo diferente que tal vez no lo sepamos a ciencia cierta nunca, pero sí se les reconocía, la prueba es que están sus nombres
La historiadora desconoce también el significado concreto de la palabra escriba: expone que bien puede indicar la excelencia en la factura o la capacidad creativa, porque una cosa es una artesanía magistral y otra la capacidad de inventar algo diferente
—¿Y en el medio oficial existe el mismo interés y cuidado para los murales prehispánicos que para los del muralismo del siglo XX?
—Si por medio oficial se refiere al INAH y al Conaculta, yo creo que sí Claro, el muralismo depende más bien del Instituto Nacional de Bellas Artes, son los canales oficiales, pero desde luego De ahí que podamos trabajar conjuntamente, con ello reconocen que es algo que quieren salvaguardar
—Usted ha hablado de una relación entre el pasado y la conciencia de patria ¿Hay esa conciencia en la gente y tiene que ver con la conciencia sobre el patrimonio?
—El mundo prehispánico, no nada más la pintura, se tomó por mucho tiempo como bandera de unidad nacional, de identidad nacional, fue cuando surgió el INAH Antes, en la época de Porfirio Díaz, los gobernantes iban a los sitios Díaz está retratado abajo y arriba de la pirámide del Sol, en Teotihuacán, había un furor: mi pasado es lo que me da identidad
Además, en el caso de Díaz, como tenía sangre indígena se vanagloriaba de ello y decía: ‘yo soy mexicano porque soy indígena’ Vino después una racha que no ha desaparecido del todo, en la que había reivindicación del pasado, del indígena, no del virreinal
En su opinión se ha mantenido ese reconocimiento Cita, de una ponencia suya presentada en la Universidad de Columbia hace tiempo, que el entonces presidente Ernesto Zedillo había asistido a 23 actos en sitios arqueológicos:
Eso quiere decir que todavía está vivo ese gusto, ese orgullo por la identidad con el pasado
En febrero del año anterior se inauguró en Teotihuacán el Museo de la Pintura Mural, un proyecto que resultó cuestionado por parte de algunos investigadores de la zona (Proceso, 1267) Se le pregunta a De la Fuente qué tanto contribuye el recinto a la difusión y conocimiento de los murales, y cuenta que el sitio es resultado del programa de investigación que ella dirige y su objetivo ha sido mostrar las pinturas que se encontraban en bodegas
El museo se habilitó en la zona conocida como El Corzo, donde se había planeado la construcción de 206 locales comerciales, iniciativa que fue parada, tras un escándalo y múltiples protestas, a mediados de los años noventa (Proceso, 954)
Para De la Fuente el espacio se habilitó estupendamente y ahora es un museo que da gusto ver porque ofrece no sólo las pinturas antes embodegadas, sino reproducciones y materiales didácticos para que los niños realmente pongan atención a lo que están viendo:
Claro que es un caso único, no se va a poder hacer algo semejante en otros lugares; en Teotihuacán hay mucha pintura mural, muchísima, y casi toda fue estrapada, quiere decir retirada de su sitio original y guardada en las bodegas porque no había modo de preservarlas Por eso es un caso único
—¿Lo mejor es la conservación in situ?
—Lo mejor es dejarlas Como en Bonampak, aunque es un caso terrible, han puesto ahora unos retenes para que la gente entre de dos en dos y a la orilla, pero acabo de ir no hace mucho tiempo, había ocho personas rozando con el cuerpo todo húmedo las pinturas, eso las echa a perder
Pese a ello, argumenta que están muy bien y que fueron limpiadas por el INAH Advierte, sin embargo, que de seguir permitiéndolo, el paso de la gente sin control las deteriorará
En la presentación de los nuevos volúmenes de la pintura mural prehispánica participarán María Teresa Uriarte, directora del Instituto de Investigaciones Estéticas; Leticia Staines Cicero, investigadora; Mercedes de la Garza, directora del Instituto de Investigaciones Filológicas; Olga E Hansberg Torres, coordinadora de Humanidades de la UNAM, y Sergio Raúl Arroyo, director del INAH