LA PRENSA COMO ARENA POLÍTICA. EL POLÉMICO RETORNO DE LEONARDO MÁRQUEZ A MÉXICO (1895)

LA PRENSA COMO ARENA POLÍTICA
Ficha técnica
Editorial:
EDITORIAL MORA
Materia
Literatura Internacional
ISBN:
978-607-9475-02-4
Disponibilidad:
Consultar stock al 01-4225307

S/. 58,00

Leonardo Márquez fue la presa más codiciada que pudo escapar de la justicia republicana tras la caída del Segundo Imperio. 28 años más tarde, siendo ya un anciano, Porfirio Díaz, su otrora adversario de armas, le otorgaría el permiso de volver desde su exilio en La Habana para morir en suelo mexicano. No pocos protestarían, se alarmarían y, también, aprobarían la concesión hecha al viejo general imperialista. Alrededor de esta anécdota, este libro teje un estudio sobre la prensa que se expresó a favor o en contra del regreso de Márquez, comprendiendo que la agria polémica que se generó —la cual no estuvo exenta de abandonar las páginas de los periódicos para trasladarse al zafarrancho callejero, al ministerio público o a la cárcel— tuvo motivaciones más profundas que el retorno de un personaje ya insignificante desde el punto de vista político. Inscribiéndose en los aportes de la historiografía política reciente, el presente trabajo va más lejos de la indagación acerca de las motivaciones ideológicas que guiaron a los diversos diarios que se involucraron en la reyerta: a partir del análisis de los editoriales, los encabezados y las gacetillas de los periódicos estudiados, muestra cómo la actuación de dichos diarios, con todas sus hipérboles y contradicciones, se hallaba vinculada de manera inseparable con un sentido político. Por ello, personajes como José Yves Limantour, Joaquín Baranda, Rosendo Pineda, Ignacio Escudero o Francisco Bulnes desfilan a lo largo de estas páginas entreverándose con periódicos y periodistas para formar un fresco que da cuenta de los alcances y los límites que podía llegar a tener la prensa en la vida política mexicana de finales del siglo XIX. En fin, un novedoso estudio sobre prensa y política en el cual texto y contexto son indisolubles