MATADOR VOLUMEN L

MATADOR VOLUMEN L
Ficha técnica
Editorial:
LA FÁBRICA
ISBN:
Disponibilidad:
Consultar stock al 01-4225307

S/. 150,00



Matador dedica su volumen L al Tiempo, uno de los grandes argumentos de nuestras vidas. El tiempo es una constante que ha acompañado al hombre a lo largo de toda su historia. Generación tras generación, el ser humano ha encontrado en el tiempo algo más que una medida. El paso del tiempo ha servido para entender el pasado, comprender el presente y cuestionarse el futuro. El tiempo ha sido utilizado como instrumento para la reflexión y el análisis desde diferentes perspectivas del conocimiento: ciencia, filosofía, historia, arte... pero es también uno de los grandes anhelos del hombre contemporáneo.


Tempus fugit. El tiempo huye, pero Matador lo detiene en su nuevo Volumen. O por lo menos lo intenta, en forma de análisis, dejando constancia de su importancia por medio de trabajos fotográficos, artísticos y literarios.


A través de las imágenes de Matador L se analiza el paso del tiempo sobre el cuerpo humano, cuestión que ha preocupado al hombre desde siempre, así como la huella del tiempo sobre la naturaleza, en un profuso análisis a la vez geológico y artístico. El tiempo filosófico y el tiempo como memoria forman parte también de la investigación que Matador realiza en su decimotercera entrega.


El paso del tiempo aparece reflejado en las páginas de Matador a través de grandes proyectos fotográficos: Las hermanas Brown de Nicholas Nixon,es una serie de fotografías iniciada en 1975 donde el fotógrafo norteamericano retrata anualmente a su mujer y sus tres hermanas utilizando una misma composición. Este magnífico trabajo consigue reflejar lo imperceptible, el paso del tiempo. Un ciclo vital que concluye con la última foto realizada este mismo año y que Matador publica por primera vez. Un texto del comisario de exposiciones y editor Carlos Gollonet sirve de radiografía de este trabajo.


Los recientemente ganadores del Premio Nacional de Fotografía Bleda y Rosa siempre han rastreado las huellas del pasado. En Matador L dan una vuelta más de tuerca para mostrar las huellas más antiguas del hombre mediante imágenes tomadas en cuevas y yacimientos que habitaron nuestros antepasados en Indonesia, Sudáfrica o Bélgica. Las imágenes se complementan con un texto de la historiadora del arte Celia Díez Huertas.


Félix Curto ha sido testigo de la vida parada en el tiempo. Sus fotografías de las comunidades menonitas en Argentina y México son el testimonio de una sociedad anclada en costumbres austeras, alejadas del progreso, el consumo y la violencia. El crítico Abel H. Pozuelo analiza Heart of Gold (Corazón de oro), serie que da nombre a este trabajo y que lleva uno sus retratos más impactantes a la portada de Matador L.


Matador articula estos tres proyectos fotográficos intercalando 6 textos que reflexionan en torno al concepto del tiempo desde diferentes perspectivas del conocimiento. Estos textos, divididos en dos bloques, son obra de destacados escritores, filósofos y creadores: en el primero, Buenas personas, de David Foster Wallace; Las estrellas sobre el firmamento de Veracruz, de Barry Gifford; y el poema de John Giorno Mehe resignado a quedarme aquí. El segundo bloque de textos lo forma El instante dilatado, de Antonio Rodríguez de las Heras; El bucle temporal del acto, de Slavoj Zizek; y TIMEafterTIME. Tiempo mediático y tiempo postmedia, de Eloy Fernández Porta.


Marijke van Warderman, Paul Graham y Jeff Wall
Si un trabajo puede resumir el mensaje de Matador L, éste es Soon, Now y Coming up soon, de Marijke van Warderdam. Matador abre sus páginas con un poético tríptico fotográfico acerca del paso del tiempo en la naturaleza. Un "elogio a lo efímero", como define la profesora de Estética de la Universidad Autónoma de Madrid Rocío de la Villa, autora del texto que acompaña al porfolio.

El canadiense Jeff Wall consigue detener el tiempo en sus fotografías. Matador L recoge alguno de sus mejores trabajos, como Milk, In front of a nightclub o A sudden gust of wind (After Hokusai). Un texto de Aaron Peck sirve para conocer todos los mensajes que encierra la obra de este creador.


Paul Graham capta en A shimmer of possibility lo que nunca pasa. Una serie sobre la rutina diaria donde se relatan historias comunes de gente común. El crítico Francisco Carpio descubre una hipotética conversación entre el fotógrafo inglés y Antón Chéjov, fuente de la que parece beber este trabajo.


Matador indaga en el concepto del Tiempo más allá de las imágenes y abre sus páginas a la reflexión de intelectuales, creadores y científicos que desarrollan su actividad en diferentes campos del conocimiento.


Así, el director del Círculo de Bellas Artes, Juan Barja, organiza una particular "exposición" a lo largo de 16 páginas bajo el nombre Hablar del tiempo, donde citas filosóficas que aluden a este concepto de personalidades como Aristóteles, Hegel, Nietzsche, Hercáclito o Kant conviven con las imágenes de fotografías, pinturas o grabados de artistas como Plensa, Angelopoulos, Goya o Durero.

El arquitecto Alejandro Zaera Polo y la artista Cristina Iglesias utilizan las páginas de Matador L para mantener una conversación donde desvelan al lector que en arquitectura y escultura el tiempo se manifiesta por lo menos tres veces. La hora de las formas es una estupenda oportunidad para descubrir la envergadura que ocupa el tiempo en el proceso creativo de estos autores.


En el apartado dedicado a la ciencia, un biólogo, un astrónomo y un físico hablan desde sus campos sobre las distintas formas de mirar el tiempo. Sebastián Chávez, biólogo y profesor de Genética de la Universidad de Sevilla, compara la cadena del ADN con las viejas cadenas de cartas solidarias, en las que el paso del tiempo influye de manera determinante. Por su parte, José Ángel Docobo, director del Observatorio Astronómico de Santiago de Compostela, explica cómo hemos llegado a determinar el segundo como unidad de tiempo. Y por último, el científico norteamericano Lawrence M. Krauss, autor de best-sellers de divulgación como Historia de un átomo, reflexiona sobre la posibilidad de viajar en el tiempo.


Secciones fijas
Matador abre sus páginas con su tradicional Abecedario, realizado en esta ocasión por Juan Bonilla; el Desiderátum lleva la firma del escritor Alberto Manguel; Matadores: tres figuras especiales caracterizadas por su vinculación al tiempo y a la tradición son reconocidas en esta sección: el cantaor Miguel Poveda, la restauradora del Museo del Prado Carmen Garrido y el viticultor Manín Pérez. Descubren los perfiles de estos personajes el escritor Fernando Iwasaki, el historiador e hispanista Jonathan Brown y el enólogo Telmo Rodríguez. Sofía Moro es la autora de los retratos de estos personajes.


Música Matador: José Manuel López López
La banda sonora de Matador es obra del director artístico del Auditorio Nacional de Música y Premio Nacional de Música Juan Manuel López López. El compositor madrileño graba para Matador Entre dos siglos. Tres tríos y una sonata, cuatro piezas que, en palabras de Manuel Luca de Tena, profesor de pintura de la Facultad de Bellas Artes de Salamanca y autor del texto introductorio, evidencian la analogía entre el color y el timbre musical característico de su obra.

Otros libros del autor

I LOVE NIALL
I LOVE ZAYN
100% ONE DIRECTION
SOLO ONE DIRECTION
ONE DIRECTION. GUÍA PARA LOS MÁS FANS