ROBESPIERRE

ROBESPIERRE
Ficha técnica
Editorial:
PENÍNSULA
Año de edición:
Materia
Historia Universal
ISBN:
978-84-9942-155-1
Páginas:
464
Encuadernación:
Cartoné
Disponibilidad:
Consultar stock al 01-4225307

S/. 125,00

«Robespierre, el incorruptible, murió a finales de julio de 1794. Junto al abogado de Arrás, encontraron la muerte otros veintiún destacados revolucionarios. Saint-Just --no había cumplido treinta años-- estaba entre ellos. La burguesía liberal, encabezada por sus representantes girondinos, consiguió alterar, una vez más, el curso de historia revolucionaria»«Robespierre sufría fuertes dolores de cabeza, trastornos gástricos y apenas dormía. Por la noche escribía discursos, organizaba la República, recibía informaciones de todos los territorios y se reunía con los colaboradores más cercanos. Semanas antes de morir, su salud se fue deteriorando».  María ToledanoNos encontramos ante la biografía más completa del revolucionario  francés. Un exhaustivo trabajo que aborda desde la política a las relaciones familiares pasando por los años de formación como abogado y la construcción de una leyenda. Sus detractores hablan del monstruo del Terror, una de las mentes más sanguinarias de la Revolución Francesa. Sin embargo, más allá de los interesados tópicos se alza la figura, según otras opiniones, de un demócrata radical. Este libro es una magnífica oportunidad para conocer con profundidad a este sorprendente personaje de una importancia capital para la construcción de Europa y la posterior actividad de Napoleón.El profesor australiano Peter McPhee explica cómo Robespierre (1758-94), el incorruptible, pudo encarnar los ideales republicanos de 1789 y el reino del terror (1793-94). Aquí se encara el dilema de si fue héroe o traidor de la revolución, forzado a defenderse o degenerado hasta la tiranía, respectivamente. McPhee se apea con que Robespierre es un joven de cualidades extraordinarias, con rostro humano, atrapado en contexto social de crisis que no daba para otra cosa que tragedia y heroísmo. A diferencia de los biógrafos precedentes, McPhee se afinca en la niñez y la juventud del abogado provinciano que arribó a Versalles hacia 1789. Robespierre es hijo habido fuera del matrimonio y arrastró esa «ilegitimidad» por siempre, la cual parece haber templado su voluntad de poder y explica su obsesión con todos y para el bien de todos los niños. También lo agobiaban crisis nerviosas, y McPhee adentra en esa incapacidad física de Robespierre para guardar distancia frente a la locura (en 1794) y demás cargas del liderazgo revolucionario.