SEGUNDA GUERRA MUNDIAL. DIPLOMÁTICOS PERUANOS CAUTIVOS SURANTE EL RÉGIMEN NAZI

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
Ficha técnica
Editorial:
LA CASA DEL LIBRO VIEJO
Materia
Historia y Arqueología del Perú
ISBN:
978-612-46317-4-0
Disponibilidad:
Consultar stock al 01-4225307

S/. 60,00

La obra “Segunda Guerra Mundial. Diplomáticos Peruanos cautivos durante el régimen nazi”, es un esmerado trabajo de investigación histórico-jurídico del abogado Alexis R. Arévalo-Vergara. Poco o nada se conocía hasta hoy del cautiverio de 120 diplomáticos latinoamericanos que fueron obligados a vivir como prisioneros de guerra en un hotel casi abandonado, llamado “Hotel Dressen”.

Las relaciones diplomáticas, entre el Perú y la Alemania nazi de Hitler, habían quedado rotas por motivo de la Segunda Guerra Mundial. El caso <>, tiene como personaje principal al distinguido intelectual peruano Francisco García-Calderón Rey, quien fungía como Ministro Plenipotenciario del Perú en la Francia de Vichy, Estado títere y colaboracionista del régimen nazi. Ocurrido los execrables hechos de Pearl Harbor los países latinoamericanos se solidarizaron con los Estados Unidos de Norte América, por lo que rompen relaciones diplomáticas con las Potencias del Eje. Fue así como, Torre Tagle ordena a la Legación peruana en Vichy replegarse a un país neutral a fin de ser repatriados a Lima.

Sin embargo, enterada la Gestapo de la próxima salida de nuestros diplomáticos ordena a los colaboracionistas franceses su remisión inmediata al Hotel Dreesen, en Bad Godesberg, Alemania, en calidad de prisioneros de guerra. La vejatoria prisión duró de febrero de 1943 a febrero de 1944, innegable violación a la inmunidad diplomática que por derecho y costumbre les correspondía. Los diplomáticos peruanos presos sufrieron una penosa reclusión que agravó la delicada salud del Ministro García-Calderón, y ocasionó la muerte de Emilio Ribeyro, agregado de prensa y tío del insigne literato Julio Ramón Ribeyro.

Los otros diplomáticos peruanos detenidos por los franceses colaboracionistas de Vichy siguiendo órdenes de los nazis, fueron: el consejero de la Misión don Edmundo de la Fuente de las Casas-padre de la afamada doble espía Elvira Chaudoir, alias Bronx – quien aprovechando sus conexiones en las altas esferas sociales supo engañar a los nazis que el gran desembarco del ejército aliado sería por Burdeos y no por Normandía, como efectivamente sucedió en el día D. También se encontraban recluidos, de Federico Mould Távara, de Jorge Osorio, de Víctor Pezet Miro Quesada, de Francisco Vegas Seminario, del general Juan Vargas y las familias de todos ellos.

Consideramos que este fascinante libro, que demoró al autor dos años de minuciosa investigación, será de mucho provecho e interés para todos los amantes de la historia, estudiosos del Derecho y público en general.